¿Son los Cercos Eléctricos Seguros para los Animales?

Los cercos eléctricos para animales son un método de contención ampliamente utilizado en todo el mundo, a menudo utilizado por los agricultores, los propietarios de caballos y de ganado.

Como método de contención son superiores a las cercas estándar de alambre y postes, esto debido a una combinación de costo, facilidad de mantenimiento y portabilidad.

Sin embargo aquellos que no están familiarizados con los cercos eléctricos a menudo piensan que estos son peligrosos, o incluso amenazantes para la vida. Pero ¿realmente lo son? bueno, hay tantos amantes de los animales que ahora los utilizan que deben ser seguros, ¿verdad?

Lee hasta el final y entérate de todos los pormenores de estos sistemas de seguridad.

¿Cómo funciona un cerco eléctrico para animales?

Un cerco eléctrico estándar se construirá con un número de postes, alambre, cuerda o cinta conductora y un electrificador. La valla se conectará a tierra en un extremo, creando así un circuito abierto.

Una corriente eléctrica es pulsada alrededor del cerco pasando a través del alambre eléctrico, cuerda o cinta hasta que un animal la toca. Al tocar el cable, el animal cierra el circuito abierto. La corriente pasa a través del animal y se descarga en el suelo, resultando en un choque leve para el animal en cuestión.

¿Qué hay de la fuerza de ese choque? ¿Es el tipo de choque que podría dejar caer una vaca? Pues bien, el voltaje de una cerca eléctrica puede regularse para adaptarse al tamaño y fuerza de su animal. Así, por ejemplo, es seguro tener una valla de 3.000 voltios para un caballo, mientras que una tensión de hasta 5.000 voltios es segura para ovejas o cabras.

De cualquier manera, el choque entregado al animal está diseñado para enseñar a dicho animal a no volver a tocar la cerca, no a dañarlo. La sensación entregada al animal es desagradable pero no dolorosa o demasiado poderosa.

Los granjeros no usarían una cerca eléctrica si les diera a sus ovejas un mazazo cada vez que se rozan contra ella. De hecho, es mucho más probable que un animal se lastime en un poste tradicional y una cerca de alambre que en una cerca electrificada.

Porqué los cercos eléctricos no son peligrosos para los animales

Por otro lado, sí es cierto que si el cerco no se maneja de manera cuidadosa, podría entregar una descarga muy potente. No obstante un propietario de cerco responsable y conocedor no querrá herir a sus animales más que a un ser humano.

Asimismo, los electrificadores para cerco eléctrico son muy fáciles de operar. De hecho, la gran mayoría de las cercas electrificadas son incluso seguras durante las tormentas. Estrictas normas de seguridad y fabricación, también aseguran que las cercas sean seguras de utilizar.

En resumen, los cercos eléctricos proporcionan una descarga breve y segura que no dañará a su animal, sino que le enseñará a respetar y evitar el cerco, facilitando así su contención. Lo mismo se aplica a cualquier animal que intente romper su valla en busca de comida.

La mayoría de las cercas eléctricas se construyen de acuerdo con estrictas normas de seguridad y no dañan a las personas ni a los animales.

A título informativo, a continuación te mostramos una lista de voltajes estimados para diferentes tipos de animales:

  • Caballos: 3.000 voltios
  • Ganado: 3.000 Voltios
  • Cerdos: 3.000 Voltios
  • Venado: 3.000 – 4.000 Voltios
  • Ovejas / Cabras: 3.000 – 5.000 voltios
  • Toros: 4.000 Voltios

Hasta aquí nuestro artículo sobre los cercos eléctricos para animales, sigue navegando por nuestro sitio para obtener más información de los sistemas de seguridad.

Deja un comentario

error: Content is protected !!