¿Son los cercos eléctricos seguros para los animales?

cercos electricos para animales imagen

Los cercos eléctricos son un sistema de seguridad cuyo uso se encuentra muy extendido en la actualidad. Sin embargo las personas que no están familiarizados con ellos a menudo piensan que son peligrosos, o incluso amenazantes para la vida de sus mascotas.

Pero ¿realmente lo son? bueno, hay tantos amantes de los animales que actualmente los utilizan que deben ser seguros, ¿verdad? Continua leyendo hasta el final y descubre cómo funcionan y cómo interactúan con los animales.

Cómo funcionan los cercos eléctricos

Para saber si un cerco eléctrico es peligroso para los animales, es necesario conocer como funcionan estos elementos de seguridad. Ya sea que se trate de un cerco eléctrico para casa o uno para ganado, estos sistemas comparten el mismo principio de funcionamiento.

Los cercos eléctricos, están conformados por un electrificador, en cuyo interior viene una tarjeta electrónica que genera pulsos de alto voltaje. Estos pulsos son enviados por medio de un cable a una valla compuesta por postes, aisladores y alambres.

Cuando un animal o persona toca el alambre del cerco, recibe un impulso de alto voltaje que hace circular una corriente a través de su cuerpo, para finalmente descargarse a tierra.

¿Los cercos eléctricos matan gatos u otros animales?

La descarga o choque eléctrico entregado por el cerco eléctrico, es de una intensidad tan baja que no representa un peligro para la vida de las mascotas ni de las personas. Esto debido a que el electrificador está diseñado para proveer pulsos de alto voltaje breves y controlados, pero con una corriente muy baja (casi cero).

Esta particularidad hace que la descarga que recibe una persona o animal se perciba como un choque eléctrico convencional, pero sin causarle daño letal alguno (electrocución). Para los que no tienen conocimientos de electricidad, es preciso que sepan que lo peligroso en la electricidad no es el voltaje sino la corriente.

Dicho lo anterior, entonces podemos afirmar que el cerco eléctrico no mata gatos, perros, aves, ni mucho menos personas. Es más, inicialmente los cercos eléctricos fueron inventados y utilizados para contener ganado y protegerlo de los depredadores. Muchos años después, recién se implementó su uso como sistema de seguridad perimetral para viviendas.

También te puede interesar: Cómo funcionan los cercos eléctricos para ganado

Además, los cercos eléctricos se fabrican cumpliendo estrictas normas eléctricas y de seguridad. Así que, si tu vecino tiene uno, o estás pensando en instalarlo en tu casa, no te preocupes, que a tus mascotas no les va a pasar nada.

5/5 (1 Votos)