Guía Completa sobre Alarmas para Casa

El hogar debe ser un punto de encuentro y de confort para toda la familia. Un sitio seguro, ideal para compartir experiencias, descansar, y desarrollar actividades personales y de crecimiento. Las Alarmas para Casa son un método que garantiza la tranquilidad y protección de los espacios hogareños.

Desde los sistemas más sencillos, hasta los procedimientos más elaborados, son parte de la defensa contra ataques o robos. El presupuesto que se pueda invertir en ellos siempre será mínimo en contraste con el valor de nuestra tranquilidad.

Sigue la lectura hasta el final para que conozcas todo lo relacionado con los sistemas de alarmas para el hogar.

¿Qué son los Sistemas de Alarma para Casas?

Los sistemas de alarma son elementos de seguridad pasiva. Esto quiere decir que por sí solos no impiden que se produzcan situaciones anormales. Pero si actúan como elemento disuasorio y en la reducción de pérdidas o incursión en la propiedad.

Se trata de métodos de seguridad que advierten de la presencia de intrusos o accesos indeseados a un área determinada. Están programados para activarse y hacerse notar a la hora de detectar incursiones indebidas dentro de un recinto o perímetro.

Existen diversos tipos de alarma para casa que se adaptan a las características y requerimientos de cada caso. A través de un estudio previo, se determina cuál es el sistema o componentes más adecuados para instalar.

Los sistemas de alarma para casa no sólo se activan con los accesos indebidos desde un perímetro externo. También se complementan con la protección de espacios interiores de la vivienda en horas o circunstancias determinadas.

El uso de alarmas en el hogar puede requerirse con o sin presencia de habitantes en la casa. Tanto si estamos dentro del hogar, como si nos encontramos en la calle o de viaje, estas son realmente útiles. Las probabilidades de una incursión o robo efectivo con la presencia de estos sistemas disminuyen hasta en un 70%.

¿Cómo funciona un sistema de Alarmas para Casa?

Para tener certeza del grado de protección que nos brindan, es oportuno conocer el funcionamiento de un sistema de alarma. Lo primero que debemos entender es que la alarma por si sola no es un método de protección completa. Sólo se trata de un método de alerta que debe ser complementado con otros sistemas de seguridad.

En primer lugar se debe armar o activar la alarma para que esta entre en servicio en determinados lugares o momentos. Desde el teclado de configuración, con los permisos y contraseñas correspondientes, realizamos esta labor.

Cada sistema de alarma, según su fabricante, interactúa de manera diferente con el usuario. Sin embargo, el sistema de armado es común para todos los modelos. Consiste en activar los sensores en las horas que deseamos tener protección contra intrusos.

Una vez armada el sistema, los sensores empiezan funcionar, y estos emitirán una alerta en caso de que sus magnitudes varíen. Esto hará que el panel de control central haga sonar la sirena o active las demás alertas programadas en caso de eventualidad.

Para garantizar el funcionamiento adecuado debemos empezar por una correcta instalación. Seguidamente te mostraremos el proceso de instalación más adecuado y convencional para una alarma de casa.

Partes de un sistema de alarmas para casa

Los sistemas de alarma se componen de una serie de elementos que coordinados garantizan su eficacia y funcionamiento. A continuación te mostramos cuáles son estos componentes:

Sirena

Es el dispositivo de alarma que regularmente se usa para dar alerta sobre la incursión inesperada de algún individuo en el hogar. Las sirenas están diseñadas para emitir una alerta sonora muy llamativa cuando se detecta presencia inesperada dentro de un área o perímetro.

Por lo general, algunas alarmas incorporan una alerta luminosa que acompaña a la alerta sonora. Sin embargo, en muchos casos esta alerta luminosa no es activada, con el fin de sorprender al intruso en flagrancia.

Teclado

Se trata de un teclado numérico mediante el cual los usuarios autorizados pueden controlar la alarma. Además de números, el teclado puede incorporar algunos botones especiales que le agregan mayor funcionalidad al sistema. Por ejemplo botón de alerta médica, alerta de incendio y alerta de pánico. Mediante el teclado se pueden realizar operaciones como:

  • Activación o armado de la alarma.
  • Desactivación o desarmado de la alarma.
  • Programar horas y lugares de protección.
  • Configurar los tipos de alerta a emitir.
  • Programación del instalador.

Panel central

Es el sistema de procesamiento central del sistema de alarma. Su función es recibir y procesar los datos que provienen del teclado de configuración y de los sensores de movimiento. Al procesar la información, se encargará de ejecutar las configuraciones o emitir la respuesta pertinente.

En la mayoría de los casos, el panel central está conectado de forma remota con sistemas de transmisión online. También cuentan con fuentes de energía principales y alternas en caso de interrupción de la corriente principal (batería).

Sensores

Son dispositivos diseñados para percibir cambios de diferentes magnitudes en un entorno determinado. Al percibir una variación fuera del rango normal en algún tipo de magnitud, el sensor envía una señal al panel de control. La mayoría de los sensores que acompañan a los sistemas de alarma son los sensores de movimiento.

También existen otro tipos de sensores muy específicos para cada tipo de alarma y de protección. A continuación explicamos en detalle el funcionamiento de cada variante de sensor.

Tipos de sensores o detectores

Aunque existen infinidad de tipos y modelos de sensores que se pueden integrar en un sistemas de alarmas para el hogar, existen algunos que son casi de uso obligatorio. A continuación te detallamos cuáles:

Sensores de movimiento

Son dispositivos capaces de percibir variaciones de movimiento en entornos específicos. Su método de acción puede ser por luz y ultrasonido.

En el caso de los sensores de luz, son gestionados en su mayoría con luz infrarroja. Al percibir una interrupción en la continuidad del rayo de luz, el sensor envía la señal que activa la alarma.

Los sensores con tecnología ultrasonido desprenden un sonido de rebote. Este genera una alerta cuando la continuidad de la onda sonora continua se ve interrumpida. En muchas ocasiones, los sensores combinan las dos variantes de funcionamiento para un mejor desempeño.

Contactos magnéticos

Están especialmente diseñados para la protección de puertas y ventanas. En mecanismos capaces de abrir y cerrar, se colocan sensores magnéticos que mantienen un estado de equilibrio electromagnético. Si la puerta o ventana se abre, el equilibrio electromagnético se interrumpe enviando la alerta que activa la alarma.

Detectores de humo

Este tipo de sensores están creados para otro tipo de situaciones. Su ámbito de protección no se limita a la permanencia de intrusos, sino más bien a la protección contra desastres. El humo puede ser un elemento imperceptible, por lo cual la tecnología para detectarlo debe ser muy minuciosa.

Una técnica de detección de humo consiste en emplear un haz de luz muy sensible. Al verse distorsionada la luz por causa del humo, se activa la alarma.

Instalación de un sistema de Alarmas para Casa

La instalación de un sistema de alarmas puede llevarse a cabo a través de una serie de pasos que a continuación detallamos:

  • Análisis del espacio: Es preciso revisar detenidamente el espacio que deseamos proteger con el sistema de alarma. Esto nos llevará a decidir sobre la cantidad y tipo de dispositivos escoger. También es útil evaluar la cantidad de entradas y salidas, así como las áreas más vulnerables de la casa o recinto.
  • Colocación del panel central: Se debe escoger un área adecuada para la colocación del panel central. Debe ser un área con acceso restringido y con buena protección. Desde allí se llevarán a cabo actividades de configuración, armado y desarmado de las alarmas.
  • Distribución de los sensores: Los sensores deben ser colocados en los sitios por donde se piensa que un presunto intruso pueda ingresar. Estos deben estar ocultos para no hacer evidente las áreas que están protegidas por el sistema de alarmas. El tipo y tamaño de la entrada o habitación será clave para la elección del tipo de sensor a emplear.
  • Localización adecuada de las sirenas: La correcta localización de las sirenas será clave para reconocer de forma inmediata la incursión de algún individuo. Estas deben ser colocadas en sitios donde todas las personas que habitan en la casa puedan darse cuenta de alguna anomalía o alerta.
  • Disposición de fuentes de energía: Se debe contar con fuentes de energía principales y alternas para garantizar el funcionamiento integral del sistema. Las fuentes de energía alternas deben garantizar períodos largos de autonomía para contingencias prolongadas.

Cómo elegir la alarma adecuada para mi hogar

Las alarmas para casa pueden variar según su funcionamiento o método de acción. La elección del mejor sistema de alarma para casa dependerá de muchos factores que el usuario debe evaluar. Te mostramos algunas variables que pueden influir en la selección del sistema de alarmas más conveniente:

  • Presupuesto: El dinero que se disponga para la adquisición de un sistema de alarmas influye en el tipo de método a escoger. Si se cuenta con un presupuesto reducido, existen alarmas de seguridad baratas y muy funcionales, que cumplen con las expectativas de los usuarios.
  • Tamaño de los espacios: Las dimensiones de la casa o recinto que se desea proteger también determina que alarma antirrobo elegir.  Para espacios pequeños pueden instalarse alarmas para vivienda sencillos. Si embargo, para lugares más amplios, los sistemas de alarma deben ser más completos y elaborados.
  • Características de los habitantes del hogar: Pueden haber personas sensibles que se vean alterados con los ruidos o luces de las sirenas. En este caso se recomiendan alarmas para el hogar con métodos de alerta más discretos. Estas ponen en aviso al personal de seguridad de forma directa sin que todos los habitantes se alarmen.

Tipos de alarmas para casa

Ahora te mostramos algunos tipos de alarma para el hogar y sus características para ayudarte en una correcta elección:

Alarmas cableadas

Son sistemas de alarma donde todos los componentes de funcionamiento están unidos por conductores o cables de transmisión. Las variables que puedan originarse desde los sensores llagarán al panel central por medio de instalaciones cableadas.

Ventajas

  • La transmisión de los datos desde los sensores hacia la central es más rápida y precisa
  • Al presentarse una falla o interrupción se puede comprobar de forma física el punto donde se presenta la avería.

Desventajas

  • Si se cortan los cables de transmisión se interrumpe de forma parcial o total el funcionamiento del sistema.
  • Su instalación es más compleja.

Alarmas inalámbricas

En este caso la sincronización de los elementos del sistema de alarma se hace sin la necesidad de un conductor. La información viaja por medios inalámbricos desde los sensores hacia el panel central y viceversa.

Ventajas

  • Su instalación es rápida y sencilla
  • El intruso no tendrá la opción de cortar cables para dañar el sistema de alarmas para vivienda.

Desventajas

  • Si el medio de transmisión inalámbrico falla, toda la red de seguridad y alarmas se verá interrumpida. 

Alarmas monitoreadas

Este tipo de alarma combina los sensores y sirenas tradicionales con un sistema de monitoreo local o remoto. Este sistema de monitoreo otorga mayor control e interacción sobre las áreas a proteger.

Ventajas

  • Se pueden implementar más fácilmente respuestas efectivas y oportunas contra incursiones indeseadas.
  • Otros elementos de protección como guardias de seguridad podrán aprovechar este monitoreo para mejorar su desempeño.

Desventajas

  • Son más costosas que las alarmas convencionales.
  • Este tipo de sistemas implican el pago mensual a una empresa o compañía de monitoreo.

Alarmas sin cuotas

Consiste en un sistema de alarma directo donde se envía la alerta a un número telefónico configurado para tal fin, por medio de la línea telefónica. Se llaman alarmas sin cuotas pues el servicio de alertas al equipo móvil no genera cuotas mensuales adicionales por esta función.

Ventajas

  • Proporcionan una alerta directa a un número telefónico para tomar una decisión adecuada y oportuna.
  • Se pueden engranar fácilmente con otros sistemas de protección como monitoreo por cámaras de vigilancia.

Desventajas

  • Si el equipo móvil está apagado o sin señal telefónica, el sistema no proporcionará una alarma efectiva.

Alarmas GSM

Son una variante de la alarmas sin cuotas, sólo que en este caso la red de comunicación y alerta es la GSM. Es por eso que requieren una tarjeta SIM vinculada con el sistema de alarmas.

Ventajas

  • El propietario de la tarjeta SIM recibe una alerta temprana sobre las incidencias en su hogar donde quiera que se encuentre.
  • Pueden configurarse varias SIM para un sistema de alarmas para el hogar.

Desventajas

  • Es una limitante sólo disponer de la red GSM para recibir la alerta.

Alarmas con cámara

Este tipo de alarmas combina dos estrategias de seguridad en un solo sistema. Por una parte los sensores de movimiento y magnéticos, y por otra la imagen en vivo de cámaras digitales.

Ventajas

  • Se puede tener una visión general inmediata de las posibles incursiones indeseadas.
  • Cuentan con sistemas de grabación que permiten más tarde verificar la identidad de un individuo.
  • Son una ventaja a la hora de estudiar posibles debilidades de la seguridad tras incidentes ocurridos.

Desventajas

  • El precio es más elevado que los otros tipos de alarma.
  • Este tipo de alarmas para el hogar generalmente trabajan con una tarjeta SIM; si no hay buena señal de red, la transmisión del evento se verá afectada.

Mantenimiento de alarmas para casa

Muchas veces no basta sólo con adquirir e instalar una sistema de alarmas para vivienda. Es preciso preocuparnos por el mantenimiento de los componentes de la alarma para garantizar su eficacia.

Pasos para el mantenimiento:

A continuación te indicamos algunos pasos sencillos para efectuar el mantenimiento de tu sistema de alarmas:

  • Probar los sensores: Se recomienda activar el sistema de alarma y probar que cada uno de los sensores emita la señal correspondiente. En caso de que algún sensor no esté cumpliendo su labor es preciso contactar al proveedor de servicios de seguridad. Este se encargará de reparar o sustituir el componente.
  • Revisar el cableado: En caso de tener un sistema de alarmas cableado, se debe revisar el estado de los conductores. También se debe comprobar que los cables están en la misma posición; lo que garantiza que no han sido manipulados por personas extrañas.
  • Constatar la conectividad inalámbrica: Si el sistema de alarmas es inalámbrico, se debe constatar su conectividad.
  • Comprobar el funcionamiento de las sirenas: Es preciso comprobar que las sirenas emitan una alerta audible y visible para todas las personas que residen en la vivienda. Muchas veces las sirenas bajan gradualmente su intensidad sonora. En este caso se debe reparar o sustituir la misma.
  • Verificar que las alertas telefónicas se produzcan: En caso de las alarmas con alertas telefónicas, debemos mirar que estas se generen correctamente. En caso de alguna falla debemos descartar si el problema está en nuestro equipo móvil o en el sistema de alarmas. Para esto podemos probar configurando otro móvil o SIM y ver si la falla persiste.
  • Mirar el estado de las fuentes de energía: Uno de los elementos fundamentales a la hora de un correcto desempeño de una alarma son las fuentes de energía. Debemos garantizar que estas cumplan con su función de alimentar el sistema, y que los sistemas alternos se activen correctamente.

¿Quién debe realizar el mantenimiento de nuestro sistema de alarmas para casa?

Aunque parezca una tarea sencilla y sin complicaciones, lo recomendable es que el mantenimiento lo haga una empresa especializada. En el mejor de los casos, el mantenimiento debe realizarlo la empresa proveedora de servicios de seguridad. Esta recomendación se basa en las siguientes razones:

  • Equipo: Las empresas de seguridad e instalación de alarmas poseen el equipo necesario para realizar todas las comprobaciones de funcionamiento. Además poseen las herramientas para sustituir los componentes y  un stock de productos para reemplazo.
  • Experiencia: Estas empresas poseen la experiencia necesaria para resolver cualquier inconveniente con tu sistema de alarmas.
  • Talento humano: El personal que estas empresas dispone para el mantenimiento, es un talento humano altamente capacitado en la resolución de problemas.

Hasta aquí nuestra guía completa sobre alarmas para casa. Esperamos que este contenido te haya sido de utilidad para elegir el sistema de alarma más adecuado a tus necesidades. Revisa toda nuestra web para más contenido de interés en el ramo de la seguridad para el hogar.

error: Content is protected !!